CAMBIÓ DE OPINIÓN, PERO YA ERA TARDE.

CHINA – Agobiada por los problemas en la vida, una mujer decidió quitarse la vida, hecho sucedido en el gran país asiático de China, donde la tasa de suicidios anda por las nubes.

Para completar su fatal misión, la mujer decidió subirse a lo más alto de un edificio de más de 20 pisos, para desde allí lanzarse y poner fin a su vida. El problema fue que ella no se lanzó de repente, sino que lo fue haciendo con temor y se fue deslizando por un extremo del edificio,hasta que finalmente quedó agarrada de una de las barandas protectoras.

Lamentablemente la mujer decidió cambiar de opinión a última hora y ya no quería quitarse la vida, por lo que empezó a gritar por ayuda a voz en cuello, pero en ese lugar, lamentablemente no había nadie que pudiera hacer algo por ella. Finalmente cuando no pudo sostenerse más cayó ante la mirada de muchas personas que gritaron cuando iba en el aire.

Aunque la víctima no ha sido identificada, se dice que padecía de depresión y tenía muchos problemas económicos. Es una pena, que muchos no pueda soportar la presión de vida en esta sociedad moderna.

Close Bitnami banner
Bitnami